miércoles, 20 de mayo de 2015

Pascual, un loco bueno




En la madrugada del jueves 21, un día después de publicado este trabajo, fallecía Pascual, una de esas figuras imprescindibles de cualquier ciudad, ícono de la demencia, aquel siempre seguido por una estela de muchachos preguntones, él con su eterno hilito de algodón dando una y otra vuelta entre sus toscos índices y filosofando acerca de estrellas y cometas mientras miraba al cielo. Tal vez tras la estela de uno de ellos marchó apacible el loco más querido de Cienfuegos, a quien el periódico local de Cienfuegos, en caprichosa coincidencia, había dedicado la página 8 de esta edición impresa todavía en fragua, para ponderar esos 20 últimos años, en sus casi siete décadas de existencia, entre los mimos y cuidados de un profesional colectivo de la salud. A continuación el trabajo:

Si usted pregunta en Cienfuegos quién es Pascual Fundora Valdés, nadie o casi nadie reconocería por ese nombre al loco Pascual, un personaje imprescindible de la ciudad. Acaba de cumplir los 69 años y se encuentra recluido en el Hospital Psiquiátrico Docente del territorio, desde el 15 de diciembre de 1994.
  Nos lo trajeron de vuelta a la memoria las redes sociales, increíble, cuando Ildefonso Igorra López, periodista del “CINCO”, en visita de trabajo, lo encontró allí, le hizo unas fotos y la respuesta en Facebook  fue impresionante. De inmediato, muchos de los arraigados cienfuegueros —quienes viven fuera de Cuba—, sintieron la nostalgia por su ciudad al reconocer en las instantáneas al bueno de Pascual.

lunes, 11 de mayo de 2015

Concédeme el intento

 

Dicta la pauta de este día que digamos que madre hay una sola y que la mía (la suya) es la mejor. Dicta la pauta que este día se multipliquen las mismas frases, flores y regalos. Pero la realidad es más rica y exige otros cariños.
  Podía empezar que la conocí hace 28 años, una madrugada de octubre, y como era octubre, llovía. Me la trajeron envuelta en una bata amarillenta y por más que abrí los ojos no quedó nítida en mi memoria.
  Ahora bien, la madre que yo recuerdo tenía la cara tiznada porque el fogón Pike de aquel período especial se rompía más de lo que cocinaba en paz. Y esa madre no creía en el día después y mucho menos en fantasmas, así que ella misma lo arreglaba. La madre que yo recuerdo es de lo más exagerada, desafina con el único estribillo que se sabe ("la tarde está llorando y es por ti") y tenía una puntería sutil cuando practicaba "el tiro de la chancleta".

jueves, 7 de mayo de 2015

Nunca más deberá asomarse el fascismo





Han transcurrido 70 años de aquel memorable 9 de mayo de 1945, que se inscribió para siempre en la historia como el Día de la Victoria. En esa fecha se firmaba el acta de capitulación incondicional de la Alemania nazi, suceso que constituyó la terminación formal de la guerra en Europa.
  El 22 de junio de 1941, la Alemania hitleriana violó el pacto de No Agresión, y sin previa declaración de guerra atacó a la Unión Soviética por la frontera desde el Mar Negro hasta el Báltico. Comenzaba así uno de los inolvidables capítulos tristemente célebres de las memorias de la humanidad. Con anterioridad, Hitler y sus fuerzas habían invadido otros países europeos, iniciándose de esta forma la II Guerra Mundial, trascendental acontecimiento de la Historia Contemporánea.
  ¡Cuánto sufrimiento trajeron al mundo los seguradores de Hitler con sus campos de concentración, el exterminio de la población judía, torturas, hambre, epidemias y la destrucción! ¡Cuánto odio por la especie humana!

sábado, 2 de mayo de 2015

El primer aguacero de mayo


Desde que tengo uso de razón, he escuchado el adagio de que, "quien se moja con el primer aguacero de mayo cumplirá sus deseos". Y es que el primer día del quinto mes tiene una significación especial -no importa que sea de homenaje a los trabajadores, incluso muchos ni lo relacionan con Knights of Labor, menos con los sucesos de Chicago- para los cubanos, esta es jornada que viene vestida de Patria, de pulloveres azules, rojos y blancos, y que tras el desfile, deviene fiesta.
El de ayer amaneció lluvioso en toda la geografía nacional, nos levantó la costumbre, y ya a las 7:00 AM, caían gotas que presagiaban aguacero. Sin embargo, aunque hubo bajas en la convocatoria los esenciales fueron, desfilaron, enarbolaron banderas y hasta se quedaron a bailar en la Plaza, como es costumbre en casa ocasión.